Cart(0)

 

Mi logotipo, obra de Fernando Arrabal. J O R G E

Lo recuerdo como si fuese ayer. Llevaba apenas un mes haciendo entrevistas para Peón de Rey. El Gran Maestro Internacional Miguel Illescas me había comentado que, aprovechando su amistad con el genial e inclasificable creador Fernando Arrabal, sería muy interesante hacerle una entrevista para «Peón de Rey».

¡Estaba entusiasmado! No obstante, habría que mirar fechas para propiciar el encuentro, pues Arrabal reside en París y, además, siempre está viajando.

¿Se alinearían los astros para que pudiese entrevistar al escritor que tanto admiraba?

¿Sería tan cercano en el trato como me habían dicho?

¿Jugaría al ajedrez conmigo?

¡Cuántas dudas!

El día soñado…

Entrevisté a Fernando para Peón de Rey, nº 120

Al poco tiempo, recuerdo que era sábado, Miguel me llamó para darme la buena noticia de que estaba en Barcelona y accedía a ser entrevistado. ¡Qué emoción, iba a conocer a Fernando Arrabal!

Tras dar muchas vueltas localizamos su hotel. Nos recibieron Luce Moreau (Fernando pronuncia el nombre de su esposa ‘Liss’) y Arrabal quienes, desde esa primera impresión, me han parecido personas cultísimas y encantadoras, por las que siento afecto sincero.

Fuimos a comer y, en el restaurante, nos encontramos con la Maestro Internacional Olga Alexandrova, la mujer de Miguel. ¡Qué tarde tan feliz! Comimos y bebimos como reyes, disfrutando de cinco horas de conversación. ¡Incluso tuve el honor de jugar una partida al ajedrez con Fernando que, a sus ochenta años, conserva una gran fuerza ajedrecística. Hicimos tablas.

 

La partida…

Para visualizarla cómodamente basta con pulsar sobre una jugada y se abrirá un bonito tablero con flechas.

El logotipo…

Brindando con Fernando Arrabal, Luce Moreau y Miguel Illescas tras hacer tablas con el querido y admirado escritor. Nos inmortalizó Olga Alexandrova.

Todo esto viene al caso porque llevaba mucho tiempo buscando un logotipo. Creedme, cuando compartí esta inquietud con él, Fernando Arrabal tomó mi ejemplar de Peón de Rey y, en unos instantes, improvisó el dibujo que uso como logotipo.

‘Este eres tú’, dijo Arrabal al tiempo que me lo obsequiaba. ‘A mí me queda poco. Úsalo como quieras’.

¿Qué podía yo decir? Un titán, al que (entre muchísimas otras cosas) le han publicado más de ochocientos libros de poesía, me ofrecía un logotipo personalizado. Me pasó por la mente, de manera fugaz, el Arrabal pintor. El dramaturgo. El director de cine. El guionista. El libretista de ópera. El articulista. El… El que, arrabalaicamente, me hacía un obsequio que no se puede pagar con dinero. ¡Qué honor! ¡Qué responsabilidad! ¡Qué alegría!

El futuro…

Me corresponde honrar el regalo componiendo obras en las que vierta lo mejor de mí mismo. ¡Por Pan!

 

Aguadero - Entrevista a Arrabal - PdR 120 (134 descargas)